Cómo saber si es legal poner cámaras de seguridad en mi casa

La instalación de sistemas de videovigilancia en el hogar es una práctica cada vez más habitual. Esta medida ofrece muchos beneficios en cuanto a seguridad y protección se refiere. No obstante, surgen ciertas dudas como si es legal poner cámaras en casa o qué normativa regula dicha colocación.

Es cierto que esta medida de protección ha estado sujeta a la polémica, pero hay diferentes normativas en nuestro país que se relacionan con el buen uso de las cámaras de seguridad. Por lo tanto, todo propietario que decida hacer esta instalación deberá conocer ciertos detalles, que resumimos a continuación, para evitar una sanción.

Requisitos para poner cámaras de vigilancia en casa

Antes de ahondar en el procedimiento y requisitos que se necesitan para poner cámaras en casa, cabe señalar que el artículo 18.1 de la Constitución Española garantiza el derecho al honor e intimidad personal y familiar. Por este motivo, no será lícito quebrantar este derecho constitucional.

Por su parte, la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) tiene la finalidad de proteger los datos de carácter personal. Por dicha razón, si se toman imágenes fuera de una propiedad privada o sin autorización de los vecinos, estas grabaciones no servirán como prueba, ya que vulneran el derecho a la intimidad e imagen.

¿Qué requisitos debo cumplir si quiero poner cámaras de vigilancia en mi casa? A continuación, te ofrecemos algunos consejos que te serán de gran utilidad.

Estudiar las estancias de la casa

La instalación de una cámara de seguridad para domicilios particulares requiere de un análisis previo. Lo más acertado es dibujar un plano de la casa para determinar qué zonas sufren más riesgo y deben ser vigiladas.

Por este motivo, hay que priorizar y valorar si nos conviene la instalación en las puertas de entrada, las ventanas, el porche, las escaleras, etc. Una vez que se han repasado cada una de las posibles ubicaciones, habrá que revisar que estos dispositivos no queden bloqueados por objetos que limiten su visibilidad.

Seleccionar la mejor orientación

Si vas a poner cámaras de vigilancia deberás valorar que la zona sea alta y amplia. Normalmente, la mejor orientación es hacia abajo en una esquina en el techo. Y si se coloca en el exterior tendrá que estar a unos 3 metros de altura como mínimo.

Algunos modelos vienen con adhesivos, pero lo mejor es hacer el montaje con tornillos, para evitar que cedan. Realmente, la instalación es muy sencilla, ya que solo habrá que situar el soporte en el emplazamiento requerido y marcar la pared donde se vayan a hacer los agujeros. Posteriormente, se atornilla la pared y se sitúa la cámara en la dirección correcta.

Seguidamente, la cámara se deberá conectar con la fuente de alimentación. En el caso de que sea de cable tendrá que conectarse al DVR. Mientras que si es inalámbrica, lo mejor es leer las instrucciones para realizar la configuración correctamente.

Asimismo, cabe destacar que hay una amplia variedad de modelos y precios de kits de grabación que oscilan entre los 100 euros y los 4000 euros.

Elegir el tipo de cámara

Posteriormente, habrá que comprar el kit adecuado para el hogar o comprar los componentes por separado. Hay sistemas básicos que dan para varios días de grabación, así como otros que son mucho más sofisticados para una vigilancia especial. Estos son algunas de los tipos de cámaras que podemos encontrar en el mercado.

  • Cámaras inalámbricas o de cable. Las primeras son mucho más fáciles de instalar y no hay que hacer agujeros para realizar el cableado.
  • Cámaras de interior o exterior. Estos dispositivos se adaptarán a las necesidades del hogar. No obstante, los modelos para el exterior soportan las inclemencias meteorológicas.
  • Cámaras con sensor de movimiento. Solo grabarán si detectan algún tipo de movimiento. Si bien es cierto que son algo más caras, también brindan mayores beneficios porque ahorran energía y espacio.
  • Cámaras por control remoto. Estos sistemas de grabación nos permiten tener el control de lo que ocurre en la casa durante las 24 horas del día gracias a una app que nos da la opción de acceder a las grabaciones en tiempo real.

Advertencias legales

Para realizar la instalación de un servicio de vigilancia en la vivienda, lo más acertado es ponerse en manos de una empresa de seguridad autorizada por el Ministerio del Interior. Tal como hemos indicado anteriormente, las grabaciones deben estar sujetas al fin que se persiguen.

Los propietarios no podrán infringir la ley, por dicho motivo, si viven en una comunidad de vecinos deberán contar con una autorización expresa. Asimismo, se recomienda informar con un cartel que están accediendo a una zona videovigilada.

Otro de los requisitos para instalar las cámaras es la obligación de conservar las imágenes durante 30 días, siempre y cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o la autoridad judicial no las requiera como prueba.

En resumen, esperamos haber resuelto todas las dudas sobre si es legal poner cámaras en casa. Como se puede observar hay una normativa vigente que hay que conocer para hacer un uso correcto de estos sistemas de videovigilancia.

Algunas de las cámaras de vigilancia más vendidas

TP-Link TAPO C200 - Cámara IP WiFi 360°, Cámara de Vigilancia FHD 1080p, Visión nocturna, Admite tarjeta SD, Audio Doble Vía, Detección de movimiento, Control Remoto, Compatible con Alexa, Multicolor
TP-Link TAPO C200 – Cámara IP WiFi 360°,…
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.